Usted está aquí

Se presenta Los bragados de Sinaloa

Al referir que esta es una época de perdones, en alusión a la carta que el presidente Andrés Manuel López Obrador le envió al rey de España, Felipe VI, y otra al papa Francisco, donde les pide que se disculpen y reconozcan los agravios a los pueblos originarios por la Conquista, el cronista Óscar Lara Salazar dijo que el Estado Mexicano debe pedir perdón a todas las comunidades serranas que fueron violentadas por la Operación Cóndor, estrategia que fue concebida en la década de los 70 para reprimir la producción y el tráfico de narcóticos.

A mí me tocó  verla, vivirla, sentirla y padecerla, abundó el originario de Batopito, Badiraguato, durante la presentación de su libro ‘Los bragados de Sinaloa y sus famosos corridos’, en la Casa de la Cultura Miguel Tamayo, el pasado viernes 5 de abril, donde se dieron citas diversos personajes de la clase política  local, como Aarón Irízar López, Martha Tamayo y Sergio Jacobo Gutiérrez, además de funcionarios universitarios, como el Coordinador General de Extensión de la Cultura, Homar Medina Barreda, y el titular de la Secretaría de Administración y Finanzas, Manuel de Jesús Lara Salazar.

La petición del perdón fue hecha cuando el autor hablaba de Manuel Atilano Escandón, personaje incluido en aquella publicación editada por la UAS, famoso por haber estrellado un avión en el que viajaba junto con miembros de la milicia, en marzo de 1979, luego de confesar que prefería morir antes que seguir siendo torturado, hecho que fue tomado, según Lara Salazar, como una especie de venganza colectiva y de resarcimiento por los serranos afectados en sus derechos humanos, en relación a los excesos de la Operación Cóndor. Y es que, a decir del cronista badiraguatense, tal lucha contra el narcotráfico no afectó a los capos reconocidos, sino a la gente más humilde, a los labriegos y a los campesinos.

De hecho, la presentación de libro había dado inicio con la interpretación del  Corrido de Atilano Escandón, por el grupo norteño Los Cachorros de León, dando paso enseguida a los comentarios de Alma Carolina Viggiano Austria y Javier Velázquez, quienes hicieron referencia a los otros seis personajes que se incluyen en la edición, esto es, Rodolfo Fierro, Valentín Félix, Valerio Quintero, Rodolfo Valdez “El Gitano”, Tino Nevárez y Valente Quintero.

Con Ilda Elizabeth Moreno Rojas, directora de Editorial UAS, como moderadora, en su intervención, Óscar Lara Salazar dio espacio a cada uno de los protagonistas de su obra, dejando para el último la historia de Valente Quintero, a la que dedicó más tiempo, haciendo hincapié en que, en el corrido de este personaje, no se hace referencia al enfrentamiento de dos hombres por asunto de mujeres, ni a un duelo a balazos producto del alcohol, sino que, en todo caso, la letra refleja mucho de lo que fue la suerte y destino de la Revolución, porque, más allá del encono entre el subteniente Valente y Quintero y el general Martín Elenes, habría que distinguir la rivalidad entre los generales Ramón F. Iturbe y Ángel Flores, “los dos grandes colosos de la Revolución en Sinaloa”. Por último, el evento finalizó justamente con la interpretación del Corrido de Valente Quintero, en su versión más original.