Usted está aquí

 Visita nuestro nuevo catálogo aquí

ARQUITECTURA Y RELIGIOSIDAD EN EL CENTRO-NORTE NOVOHISPANO (1775-1816) ARTIFICIO E HISTORIA EN UN ESPACIO DE CULTO

Autor: 
Marco Alejandro Sifuentes Solís
Año: 
2017
Precio: 
400
ISBN: 
978-607-845-772-4
Páginas: 
410
Idioma: 
Descripción: 
Catorce años antes de que el Rey Carlos IV declarara, en 1789, que el reglamento del Comercio Libre se extendía al virreinato de la Nueva España, un comerciante montañés de nombre Juan Francisco Calera (1748-1816?), que provenía de Cantabria y era natural de Saro, en el Valle de Carriedo, se instalaba en la pequeña villa de Aguascalientes, en la subdelegación del mismo nombre, jurisdicción de la intendencia de Zacatecas. Pertenecía a una nueva generación de comerciantes que hizo fortuna en el virreinato novohispano, aprovechando las transformaciones impuestas por la Casa de los Borbones, lo que le valió para escalar en la sociedad, tener influencia en el comercio y en el clero de la villa (como miembro que fue de la Venerable Orden Tercera), así como conseguir un alto puesto como oficial miliciano del Regimiento de Dragones Provinciales de la Nueva Galicia. Con la fortuna y el prestigio amasados, fundó, dotó y mandó construir un “magnífico camarín” de su propio caudal, del que fue patrono “único y legítimo”, y que dedicó a la Inmaculada Concepción de María. Su particular fidelidad a esta advocación mariana se inscribe en el contexto de históricos cambios en el sistema de creencias, doctrinas y prácticas de tipo antiguo, a raíz de la racionalización estatal de las costumbres religiosas inducida por la política de los Borbones